1 nov. 2012

Le obligan a deshacerse de sus palomas mensajeras pero no puede porque siempre regresan

Un hombre se enfrenta a una pesadilla logística tras haber recibido una orden de su ayuntamiento para desalojar de su casa a 20 palomas mensajeras, de las que sus vecinos se habían quejado por el ruido y el olor. Roy Day es miembro de la National Pigeon Racing Association británica y guardaba las aves en una caseta de jardín en su casa “Me dieron un plazo de siete días para deshacerme de ellas por motivos de salud pública, pero incluso me he ido a soltarlas a 150 kilómetros de distancia y siempre terminan volviendo. Son palomas mensajeras".