19 may. 2011

Uribe solicita que se vigilen las elecciones del 2012

El exmandatario colombiano Álvaro Uribe pidió hoy a la comunidad internacional que vigile la transparencia del proceso electoral en los comicios presidenciales de Venezuela, previstos para finales de 2012.


"Es muy importante que la comunidad internacional vigile la transparencia de ese proceso", manifestó Uribe, quien participó hoy en Lisboa en la conferencia "El nacimiento de los pujantes mercados de América del Sur".

El expresidente (2002-2010), cuyo gobierno rompió relaciones el pasado año con el Ejecutivo venezolano de Hugo Chávez, al que acusó de acoger guerrilleros colombianos, opinó que lo "más importante" en Venezuela no es un retorno al pasado, sino la renovación del presente.

"La nueva plataforma (opositora) no debería pensar en volver al pasado, sino renovar el presente. La crítica al pasado condujo al actual gobierno (en Venezuela), a su elección, y era una crítica bastante fundamentada", sostuvo. 

Uribe agregó que, si fuera un consultor político de los candidatos a la Presidencia de Venezuela, les diría que se comprometan a mantener las políticas sociales del actual gobierno.

"¿Con qué diferencia? Con toda la transparencia y haciéndolas sostenibles", puntualizó.

El exmandatario apostó por que la inversión privada regrese a Venezuela para que las políticas sociales puedan ser duraderas y por "recuperar todo lo que es la dinámica democrática".

"¿Como colombiano que les pido? Que metan a la cárcel a los terroristas colombianos que siguen allá, que fue mi gran manzana de la discordia", dijo Uribe.

"El pueblo colombiano tiene derecho a que los terroristas que nos asesinan y nos secuestran no se escondan al otro lado de la frontera", agregó. 

Uribe sostuvo que cuando las relaciones diplomáticas omiten las cuestiones de fondo, como el problema terrorista, son vínculos "irresponsables" con las necesidades ciudadanas.

Durante su intervención, Uribe, de 58 años, repasó los logros de sus ocho años de mandato y destacó la mejora de la seguridad en el país, el crecimiento económico y los avances sociales.

Expuso que Colombia logró un "equilibrio" entre la inversión privada y la responsabilidad social, en contraste con la ausencia de iniciativa privada de Venezuela o la necesidad de más responsabilidad social, en el caso de Perú.

"Es más importante un superávit político que uno fiscal", subrayó el expresidente, quien recalcó la necesidad de respetar la independencia de las instituciones frente a quienes las quieren eliminar en la región "paso a paso" y "sutilmente".

Además de defender un mayor esfuerzo en lo social, Uribe alertó de que Colombia "no puede quedarse en una economía de comodities" (materias primas) y pidió que siga promocionando el conocimiento, como sucede en Chile.

Avisó también del peligro medioambiental que se cierne sobre Latinoamérica y urgió a que se cuide la selva amazónica, evitando que el campesino brasileño plante soja en esas zonas o que el colombiano "siembre coca".

"Hay que pagar al campesino para que la preserve", sostuvo el exdirigente, que se refirió también a otros retos latinoamericanos y alabó el esfuerzo del gobierno mexicano en el combate contra la violencia y la criminalidad.

Además, se mostró preocupado por que la aprobación del referendo sobre reformas judiciales del 7 de mayo en Ecuador pueda suponer una restricción a las libertades que repercuta negativamente en la participación ciudadana.