10 may. 2011

Miles libios abandonaron el país desde que comenzó la guerra contra Gadafi

El vicario apostólico en Libia, el obispo Giovanni Innocenzo Martinelli, ha asegurado que desde que comenzó la operación aliada contra Muamar el Gadafi (el 19 de marzo pasado) más de 600.000 libios han huido del país.




"Los libios tienen miedo, cada día miles de personas parten hacia Egipto y Túnez, donde se han levantado campos de refugiados. Sólo el lunes 30.000 personas huyeron hacia Túnez. Desde que comenzó la operación 'Odisea del amanecer' más de 600.000 libios han abandonado el país", ha afirmado Martinelli en declaraciones a la agencia vaticana 'Asianews'.


Según el prelado, tras la reunión del grupo de contacto para Libia, el pasado 5 de mayo, la situación no ha cambiado y "la gente sigue teniendo miedo y quiere irse".


Un punto irreversible


Martinelli se ha referido también a los recientes bombardeos sobre Trípoli, que causaron -ha señalado- "innumerables daños", pero ha precisado que en las últimas horas "no se escuchan bombardeos directos" sobre la capital libia.


El obispo ha pedido una vez más a la OTAN "que firme un alto el fuego y abra negociaciones con el Gobierno libio, antes de que la situación alcance un punto irreversible".


Otro motivo que podría motivar una nueva oleada de abandonos del país son las sanciones contra Libia, que están ralentizando el reparto de ayuda humanitaria, según ha denunciado la vicesecretaria general de la ONU para Asuntos Humanitarios,