20 may. 2011

los ateos se disponen a celebrar el "fin del mundo"

Según ha venido diciendo en las últimas semanas el predicador evangelista Harold Camping, el mundo se acabará este sábado, con "la segunda venida de Jesucristo" y el "rapto de los verdaderos creyentes", algo que a los ateos de EE.UU. les parece una buena ocasión para festejar.

De acuerdo con los cálculos que Camping dice haber obtenido de su interpretación de la Biblia, este 21 de mayo un gran terremoto marcará el inicio del fin del mundo y para octubre próximo todos los no creyentes habrán muerto.
El "profeta" ha usado la red de radio de corte religioso que preside, Radio Familia, para difundir su teoría.
Camping, de 89 años, empezó su campaña de información/advertencia sobre la "inminente" hecatombe hace varios meses usando su espacio radial y contratando vallas publicitarias en el área de San Francisco, California.

El día de la fiesta final

Algunos ateos han decidido usar las redes sociales y en algunos casos los mismos medios que Camping para convocar sus "fiestas post-rapto".
En una valla en el área de Fort Lauderdale, en Florida, el grupo Ateos Estadounidenses convoca a la celebración, con el argumento de que la predicción de Camping "no tiene sentido".
En Fayeteville, Carolina del Norte, la organización Ateos y Humanistas del Centro de Carolina del Norte también planea una celebración.
"Pese a que lo absurdo de la afirmación (de Camping) es obvio para mayoría del mundo, es una buena oportunidad para destacar algunas de las creencias más estrafalarias que presentan frecuentemente los fundamentalistas religiosos", dice una mensaje puesto en la página web de la organización.
En Fayeteville la parranda durará dos días: uno marcando el día del Juicio Final y otro "para los que sobrevivan".
Los ateos de Tacoma, en Washington, han llamado a su celebración "Cuenta atrás para el pedaleo hacia atrás"

Salva a tu perro

Como siempre las tragedias traen oportunidades de negocio. Ese es el caso de Bart Centre, empresario y ateo de New Hampshire, quien dice haber creado una red para "rescatar" a las mascotas dejadas por los dueños que sean "salvados".
¿El precio? US$135 por mascota y US$20 por animal adicional. Una cifra que, según se lee en la página de internet de Centre, es "un pequeño precio a pagar por la tranquilidad de espíritu" de saber que las mascotas estarán bien cuidadas cuando los dueños no estén.
Según Centre, hasta ahora se han afiliado al servicio unas 250 personas que, como dijo Centre al diario The Wall Street Journal,sufrirán una doble desilusión.
"Una porque no serán 'salvados' y la otra porque no hago devoluciones", explicó el hombre, cuya oferta de servicios está redactada con cuidadosos condicionales, quizá para evitar demandas de clientes insatisfechos.
Pese a la incredulidad de la mayoría, incluso de algunos grupos cristianos, Camping, el profeta de la tragedia, se toma la fecha muy en serio y dice no tener "atisbo de duda" de que el Juicio Final está llegando.
En cuanto a susn planes, Camping asegura que pasará el sábado con su esposa en casa viendo televisión y escuchando radio para saber "qué está pasando al otro lado del mundo cuando esto empiece".

En la valla que Ateos Estadounidenses contrataron en Fort Lauderdale se lee: "2000 años de 'en cualquier momento'", una aparente referencia burlona a la última predicción de Camping, quien ya había fijado la fecha del fin del mundo para septiembre de 1994.