20 may. 2011

Ex mujeres de Bin Laden cuentan sus intimidades

Siham Bin Laden y Kola Boof compartieron parte de sus vidas con el criminal más buscado del mundo en los últimos años y destapan todo tipo de intimidades sobre el terrorista.




La publicación estadounidense «National Enquirer» tiene esta semana dos protagonistas tan sorprendentes como polémicas: dos ex mujeres del terrorista Osama Bin Laden, muerto a los 54 años el pasado 1 de mayo en Pakistán. 

Siham Bin Laden y Kola Boof compartieron parte de sus vidas con el criminal más buscado del mundo en los últimos años y destapan todo tipo de intimidades sobre el terrorista, desde su carácter paranoico hasta sus violentas conductas sexuales. 

Siham tuvo cuatro hijos con el terrorista, es su cuarta mujer y al parecer le dejó cuando Osama encontró una quinta esposa, que tan sólo tenía 17 años. 

Aunque Bin Laden intentó mantenerla cerca, en una casa vecina, ella viajaba con asiduidad a Emiratos Árabes Unidos con sus tres niños pequeños. 

Siham describe a Osama como un «monstruo» y cuenta que vivía en constante alerta, tan sólo dormía «dos o tres horas» y comía muy poco. 

Y añade: 

‹ «Trataba a su familia como a perros». › 

Por su parte, Kola Boof estuvo con Bin Laden entre 1996 y 1998, mientras ideaba las bombas en las embajadas estadounidenses en Kenya y Tanzania, y asegura que en ocasiones el terrorista la agarraba contra su voluntad y la violaba. 

Dice que una vez le secuestró durante 10 meses en un hotel marroquí. 

Kola describe a Osama como un hombre «con un olor corporal horrible» y asegura que en ocasiones le pegaba para que ella consintiera sus caprichos sexuales. 

No es la primera vez que habla sobre sus vivencias, ya que escribió un libro («Diario de una chica perdida») en el que hablaba sobre su vida con Bin Laden, divulgando además las vejaciones sexuales a las que fue sometida durante su matrimonio y en contaba que Osama estaba obsesionado con Whitney Houston: 

«Durante el sexo, me empezaba a morder muy fuerte, en el pecho, el cuello y los brazos. Yo gritaba de dolor, él se excitaba mucho y comenzaba a emitir unos sonidos animales espantosos». 

Esta mujer, que estuvo con Osama de 1996 a 1998, cuenta que Osama la violaba y la llegó a tener retenida durante diez meses en un hotel de Marruecos. 

‹ “En una ocasión quiso hacer una orgía con una chica francesa y una stripper judía” ›