Funeral en Lorca

El funeral ha sido con cuatro de los nueve cadáveres a petición del resto de las familias que han decidido celebrar la ceremonia de manera más íntima. El recinto ferial de Santa Quiteria es el lugar elegido para el acto al que han acudido el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, y los Príncipes de Asturias.

El Gobierno aprobará las ayudas

El vicepresidente primero y ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, adelantó que el Gobierno aprobará hoy, viernes, en el Consejo de Ministros un paquete de medidas que, con la "máxima celeridad", ayudará a las familias y a las empresas afectadas por los seísmos de Lorca (Murcia).
Al término de una reunión en Moncloa convocada por el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, Rubalcaba anunció que el Ejecutivo, que ha decretado dos días de luto oficial en todo el territorio nacional, tiene previsto aprobar unas ayudas de hasta 18.000 euros a cada familia de los nueve fallecidos en el terremoto, así como para los heridos de gravedad. Además, el Ejecutivo acordará ofrecer beneficios fiscales y diversas ayudas, para paliar parte los más de 36 millones de euros en los que ha cuantificado las indemnizaciones el Consorcio de Compensación de Seguros.

Más de 30 réplicas
Desde las 17:05 horas del miércoles 11 de mayo, cuando se produjo el primer seísmo, la localidad murciana de Lorca ha llegado a sufrir hasta treinta réplicas de diferente magnitud. Desde el Instituto Geográfico Nacional contabilizaron movimientos sísmicos hasta las 4.50 de la madrugada ya del jueves de entre 0,7 y hasta 4 grados, y aseguran que suele ser frecuente que, en los días posteriores, y hasta dos meses después al seísmo principal, hayan réplicas aunque de menor magnitud.

Apenas una hora después de que la tierra se moviera se sintió un segundo y mayor terremoto de magnitud 5,2 y que causó daños de intensidad en distintos inmuebles de la localidad, como el Campanario de la Iglesia de San Diego, el tejado del asilo, la Torre del Espolón del Castillo de Lorca y la caída de una pared, que pudo ser la causa de las víctimas mortales.