17 abr. 2011

Mourinho no contesta a los periodistas del plantón

La guerra de Mou con parte de la prensa prosigue. José Mourinho sacó a relucir otra vez su lado polémico al no contestar a ninguno de los periodistas que se levantaron cuando segundo técnico, Aitor Karanka, se disponía a dar la rueda de prensa previa. "Si vosotros no habláis con mi segundo yo sólo debo hablar con los directores. A usted no le voy a responder porque usted no es el director de su medio y ustedes faltaron el respeto una persona como Karanka, mi segundo técnico, al marcharse".
Y tan ancho que se quedó en su visión sesgada del incidente. En la trinchera de la prensa ofendida piensan lo contrario, que es una falta de respeto que no hable el primer entrenador del Real Madrid en una cita tan importante como la del Barcelona.
El primer asalto nulo de los 4 previstos, dejó todo como estaba, con la Liga en el bolsillo del Barça. Mourinho planteó un partido a la contra, cediendo el balón al Barça y sacrificando a su mediapunta más creativo al dejarlo en el baquillo -Özil- por Pepe, que fue el mejor de los suyos en un trivote defensivo al lado de Xabi y Khedira. El Barça amasó mucho balón en la pimera mitad, pero apenas llegó salvó en las arrancadas de Messi ante un Madrid que remató más y también gozó de varias ocasiones. "Jugamos muy bien con diez porque estábamos preparados para jugar con diez. Intenté que el equipo bajara sus líneas un poco más y hacer un fútbol más directo con Emmanuel Adebayor. Con un estadio y un público fantástico el equipo logró empatar y casi ganar".
El resultado inmediato, afirmó el entrenador del Madrid, es que al jugar 45 minutos con diez, sus jugadores se han desgastado y mientras ellos corrían, los del Barcelona tuvieron la posesión del balón. Mou aprovechó las preguntas de los periodistas que no dieron el plantón para dar su visión sobre un partido que calificó de "equilibrado 11 contra 11 contra el mejor equipo del mundo pero otra vez más nostros nos quedamos con 10. Y no cinco minutos sino mucho tiempo. Tampoco entiendo por qué si a Albiol lo expusan por qué razón el jugador Daniel Alves no es expulsado si en esa jugada se pita para penalti. Si esa falta se hace a 50 metros es también tarjeta... ".
Mourinho expresó un deseo que le parece imposible y no dejo de reiterar eso de 11 contra 11 en una expulsión de Albiol por agarrón a Villa que parece clara. Nunca ninguno de los equipos que ha dirigido ha terminado contra 10 contra el Barcelona, al que calificó "como el mejor equipo del mundo con la posesión". "Hemos conseguido empatar y casi ganar con 10 otra vez contra 11. Me gustaría mucho jugar contra ellos contra 11 porque hasta ahí el partido fue muy equilibrado. Pero esta visto que tanto en España como en Europa es imposible jugar contra 11 frente al Barça".
Mourinho, como Guardiola, tampoco quiso hablar sobre si este partido influirá en el resto de una serie apasionante de cuatro. "¿Partidos similares a éste? Eso es muy difícil de decir. Una final como la Copa es un partido que encierra más tensión. La dificultad de jugar contra ellos no reside en que no los conozcamos, sino por su gran calidad". Esperemos que el criterio sea igual para ambos equipos".
Casillas: 'Tuvo mucho mérito empatar con uno menos'
Iker Casillas valoró como su entrenador el empate logrado con uno menos, pero fue muy claro respecto al campeonato doméstico: "La Liga está complicada, está claro. Lo más importante para nosotros era ganar y recortar puntos al líder, pero el empate no ha sido fácil porque llevábamos toda la segunda parte jugando con diez y no ha estado mal".
"Para nosotros es muy importante aguantar con diez y es muy complicado. Nos quedamos mermados y el penalti nos ha servido para empatar. Hemos plantado cara en todo momento", manifestó el portero del conjunto blanco al término del choque. No obstante, el meta merengue restó importancia al choque, sabedor que este miércoles tendrá lugar la final de Copa del Rey. "Nosotros sabíamos que este partido era el menos importante de todos. Hay que ver lo positivo, empatamos con diez".
Ricardo Carvalho destacó que su grupo "tuvo carácter" a pesar de la expulsión. "El árbitro decidió que era penalti y expulsar a Albiol, y eso nos desestabilizó un poco. Al final hubo otro penalti y Alves también debía ser expulsado con otra amarilla", recordó Carvalho. El central luso destacó que "el carácter del equipo fue bueno. Tuvimos ocasiones al contraataque", añadió Carvalho, que considera que la final de Copa será distinta. "La final será diferente, tiraremos de carácter para intentar ganar".