14 abr. 2011

"Es una fotografía que resume el desastre de Haití"

"Es una fotografía que resume el desastre de Haití"
El fotógrafo Cristóbal Manuel, de EL PAÍS , cuenta cómo realizó la imagen galardonado con el Ortega y Gasset


Un joven trastornado pasea desnudo por una calle del Down Towm de Puerto Príncipe (Haití), días después del terremoto que asoló el país. La fotografía fue tomada el 4 de febrero de 2010.- CRISTÓBAL MANUEL

"La cosa estaba ya más tranquila. Llevaba ya 21 días en Haití, creo recordar. Esa mañana estuvimos trabajando Paco Peregil y yo en un reportaje sobre niños secuestrados por una ONG estadounidense. Como todas las tardes, ya más tranquilo, me bajé al Down Town de Puerto Príncipe, para ver qué me encontraba y fotografiar de manera más tranquila. Me gustó mucho la calle, la luz que había, y me planté a esperar a ver qué personaje podía pasar por allí. ¡Y se me apareció la Virgen, en forma de un joven desnudo! Lo tenía todo: La luz, el escenario y el persona".

Así recuerda el fotógrafo de EL PAÍS, Cristóbal Manuel (Almería 1960), el momento en el que hizo la instantánea, reconocida hoy con el Premio Ortega y Gasset. No se quedó en el mero disparo, y siguió al joven un rato. "Hable con él, pero solo sonreía. Estaba como ido", recuerda. Al llegar al hotel, le mostró las imágenes a Paco Peregil [enviado especial de EL PAÍS], y las mandó al periódico. "Dudaba si la foto era esa, si funcionaba, mejor manera horizontal o vertical", cuenta. "De todas las que había, la foto final la eligió en la mesa de Madrid Alberto Ferreras, y entonces ya me quedé más tranquilo, sabiendo que esa era la imagen".

La historia del joven no acaba allí. "Al día siguiente, en otro barrio de Puerto Príncipe, a muchos kilómetros de distancia, no lo volvimos a encontrar", continúa Cristóbal. "Seguía ido, solo sonreía. Le preguntábamos cosas, pero él solo sonreía. Paco Peregil escribió una crónica sobre él".

"Para mi esta fotografía es un resumen, una síntesis de lo que estaba pasando y de lo que pasa en Haití, un país ya olvidado y además destruido por un terremoto", resume Cristóbal Manuel. "Otros compañeros de otros medios se lo han vuelto a encontrar, pero no le han hecho fotos, porque la foto ya estaba hecha. Somos así: unos caballeros", dice.

Cristobal Manuel estudió Bellas Artes, en la especialidad de dibujo y pintura. Su primera aproximación a la fotografía fue de la mano de Pepe, un pintor de su Almería natal. En 1985 comenzó a colaborar con el periodista de EL PAÍS, Antonio Torres. Tras unos años como corresponsal de periódico en su ciudad, en 1990 dio el salto a Madrid, donde continúa desarrollando su labor profesional. "Dónde más cómodo me encuentro es haciendo reportajes sociales. Cuando llegué a Madrid, me dediqué mucho tiempo a visitar los poblados chabolistas. Siempre me he encontrado más cómodo trabajando el reportaje social", dice. Y sin embargo, Cristóbal Manuel rehúye dar nombres de fotógrafos de referencia para él. "Prefiero fijarme en el trabajo que hacen mis compañeros de EL PAÍS, en el que hacen otros compañeros en otros periódicos o lo que hace la gente que trabaja en agencias. Eso son mi referencia y en los que me fijo día a día" .

Fuente: http://www.elpais.com/articulo/sociedad/fotografia/resume/desastre/Haiti/elpepusoc/20110411elpepusoc_19/Tes