21 abr. 2011

El PP, única oferta electoral en uno de los feudos de la izquierda abertzale

Somos un pequeño municipio en el corazón de Euskal Herria [...] un lugar tranquilo que merece la pena ser visitado". Así se presenta en la página web de su ayuntamiento Aduna (Guipúzcoa), un municipio que, según los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística, tiene 429 habitantes.
Feudo tradicional de la izquierda abertzale, gobernado por Arantza Aburuza (ANV), Aduna escribió ayer una página en la historia de las contradicciones. Sólo un partido concurre a las elecciones municipales del 22-M: el PP. Ni Bildu. Ni plataformas ciudadanas independientes.







Es lo que figura en la página 362 del Boletín Oficial de Guipúzcoa publicado ayer. Los siete nombres de los candidatos del PP ninguno de ellos militantes en Euskadi están solos en una página que en anteriores comicios habían sido acompañados por los de otras formaciones.
En 2007, por ejemplo, los conservadores se midieron a ANV. Y el resultado no pudo ser más aplastante: de 208 votantes, 159 se decantaron por la lista de la formación ilegalizada y sólo uno por el partido que a nivel regional preside Antonio Basagoiti.
En 2003, concurrieron la agrupación local independiente Adunako Elkarte Herritarra (Agrupación popular de Aduna), el PP y el PNV, logrando 210, 2 y ningún voto respectivamente.
Pese a que la trayectoria de los conservadores no dibuja un panorama muy optimista, Borja Sémper, presidente del partido en Guipúzcoa, explica el criterio que han seguido a la hora de presentar candidaturas en la provincia: "Estamos presentes allí donde al menos nos votó una persona en las anteriores municipales. Ese apoyo tiene mucho mérito. Y vamos a seguir ahí".
La lista la integran militantes conservadores de otras autonomías

"Anormalidad democrática"

El dirigente conservador considera una "anormalidad democrática" que a Aduna sólo vayan a llegar papeletas del PP, máxime cuando es la formación menos votada. Por este mismo motivo, considera que también se produce una anormalidad "sociológica". Y es que, los ciudadanos de Aduna sólo van a tener la posibilidad de votar a una formación a la que en los últimos comicios sólo apoyó una persona y que jamás ha logrado un concejal.
Con este escenario, la presencia del PP en este municipio ubicado a menos de 20 kilómetros de San Sebastián se convierte en algo casi simbólico. De hecho, el partido no tiene muchas esperanzas en hacerse con el Ayuntamiento. Necesitaría el 5% de los votos válidos emitidos el22-M para que sus concejales logren el acta. El sufragio con el que se hicieron en 2007, representó el 0,56% de los votos válidos.
La situación de este municipio es similar a la de Lizartza en 2007
Según explicó a Efe la alcaldesa, Arantza Aburuza, los ciudadanos han mantenido en las últimas semanasreuniones para presentar una candidatura independiente, algo que no ha sido posible porque no se llegó al número necesario.
Los siete actuales ediles de ANV no pueden repetir por haber concurrido en otras citas electorales en listas que han sido ilegalizadas.

Gestora

Si el PP no logra el 5% de los votos, algo muy posible, el ayuntamiento no podrá constituirse y la Diputación de Guipúzcoa deberá nombrar una gestora. Esto no siempre se consigue y en ocasiones es la propia Diputación la que toma las riendas del consistorio.
Si ocurriese lo contrario, lo primero que harán los siete candidatos que presenta la lista de los conservadores, encabezada por Vicente Garcia Montoya, será renunciar y dar paso a militantes del partido en Guipúzcoa. En los municipios en los que el partido no gobierna y históricamente no suele obtener representantes, el PP de Euskadi tira de afiliados de otras comunidades autónomas para incluirlos en lascandidaturas.
La situación de Aduna tiene similitudes con la que presentaba en 2007 Lizartza (Guipúzcoa). La supresión de la candidatura de ANV hizo que los conservadores se quedasen como única lista en el municipio. Lograron superar la barrera del 5% de los votos que marca la ley para obtener representación y Regina Otaola se hizo con el consistorio